10 Casos Famosos De Personas Que Fueron Ejecutadas Siendo Inocentes

5. Carlos de Luna

En 1983, Wanda López fue acuchillada hasta la muerte cuando cumplía su ronda nocturna en la estación de gasolina donde trabajaba. La policía realizó un patrullaje rápido y encontró a Carlos de Luna escondiéndose debajo de una camioneta.

De Luna había salido recientemente de prisión y estaba ingiriendo alcohol en la vía pública, lo que violaba su régimen de libertad condicional. Cuando se le acusó por la muerte de Wanda, Carlos dijo que él no era responsable y que podía dar el nombre de la persona a la cual vio en la estación de gasolina.

La escena del crimen tenía sangre por todos lados, pero Carlos de Luna no tenía una sola gota de sangre encima, y había sido capturado demasiado pronto como para darle oportunidad de limpiarse bien. La policía ignoró todo eso, y confió en el testimonio de Kevin Baker, el único testigo del caso. La policía le dijo a Baker que Carlos era el tipo, y Baker estuvo de acuerdo.

En el juicio, Carlos de Luna explicó que Carlos Hernández era la persona a la cual vio saliendo de la estación de gasolina, mientras él estaba bebiendo en el bar que estaba al frente. Hernández era físicamente similar a De Luna, pero tenía un largo historial de ataques con arma blanca, había confesado el crimen a algunos amigos y familiares, y sus amigos confirmaron que mantenía una relación con Wanda López. A pesar de toda esa evidencia, Carlos De Luna fue ejecutado mediante inyección letal el 7 de diciembre de 1989, cuando tenía 27 años.

kartemquin

6. David Spence

En 1982 se encontraron los cadáveres apuñalados de dos muchachas de 17 años y un muchacho de 18. Los cuerpos de las muchachas presentaban signos de violación, y las gargantas de los tres cadáveres habían sido cortadas. La policía inició una larga investigación, y arrestaron a Muneer Mohammad Deeb, el dueño de una tienda. Según una informante, Deeb le había confesado el crimen. Deeb había contratado un seguro de vida para una empleada suya, que tenía un gran parecido con una de las chicas asesinadas. Sin embargo, la policía le hizo una prueba con «detector de mentiras» a Deeb, la cual logró pasar, por lo que lo liberaron.

Poco después, la policía volvió a arrestar a Deeb, esta vez junto a tres supuestos cómplices. Los funcionarios habían recabado algunas pruebas y se basaron en el contrato de seguro de vida para acusarlos: la hipótesis era que Deeb había contratado a David Spence para asesinar a la muchacha, que Spence había matado a la persona equivocada, y que los otros dos jóvenes fueron asesinados por haber sido testigos del hecho.

Spence y sus supuestos cómplices, los hermanos Gilbert y Anthony Meléndez, ya estaban cumpliendo condena de prisión por varios crímenes. La evidencia recabada por la policía consistía sobre todo en testimonios de otros reos, quienes acusaron a Spence a cambio de favores como visitas conyugales, cigarrillos y beneficios procesales. Los hermanos Meléndez admitieron su culpabilidad y acusaron a Spence, recibiendo a cambio penas de por vida en lugar de sentencia de muerte.

Muneer Mohammad Deeb y David Spence aseguraron ser inocentes, pero se les sentenció a muerte. Ambos apelaron, pero sólo se le concedió la razón a Deeb. El tribunal sentenció en su caso que no se debía tomar en cuenta el testimonio de otros reos, y fue liberado. David Spence no corrió con la misma suerte, y en 1997 fue ejecutado por inyección letal.

Después de su muerte, dos de los seis presos que habían rendido testimonio se retractaron, explicando que sus declaraciones fueron sugeridas por los oficiales de policía, quienes les ofrecieron diversos beneficios a cambio de que dijeran que Spence les había confesado sus crímenes en privado. Un panel de expertos también desestimó las pruebas presentadas por la policía. Pero ya nadie podía devolverle la vida a David Spence.

muertes4

niusnews

Fuente: Wonderlist | Listverse

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA