7. Ken Henderson. Quedó varado en el mar después de que su barco se hundió.

Ken Henderson y su amigo de tiempo, Ed Coen salieron a hacer un viaje de pesca en el Golfo de México en marzo de 2012 cuando su barco de 9 metros comenzó a llenarse de agua. Ken intentó bombear el agua, pero les tomó demasiado tiempo darse cuenta. El agua salada estaba por todos lados y había arruinado las bombas. No tuvieron respuesta en el radio, tampoco señal en el celular y justo después de tomar sus chalecos salvavidas y algunos suministros, vieron cómo su barco se desvanecía bajo el agua helada.

sobrevivientes-pesadillas-foto-8

Y ahí se quedaron por más de 30 horas. Hablaban entre ellos para mantenerse distraídos, se mantenían cerca para conservar el calor corporal y lucharon contra la fatiga, deshidratación y el inclemente frío o más que pudieron. Ken decidió hacer el último esfuerzo desesperado, nadar solo hacia una plataforma de petróleo, cuando se dio cuenta de que Coen estaba teniendo serios problemas.

Ken casi no lo logra. Se desorientó y casi pierde el curso, alucinaba con árboles de hielo bajo la superficie del agua. Cuando finalmente llegó a la plataforma a las dos de la mañana, un día y medio y 80400 metros después, Ken pudo encontrar un teléfono para llamar a su esposa, quien envió una alerta a la Guardia Costera. Ellos fueron los que descubrieron el cuerpo sin vida de Ed Coen al poco tiempo, pero podrían haber sido dos cuerpos si no hubiera sido por el valiente esfuerzo de Ken Henderson.