12 Mujeres Inspiradoras Que Lucharon Contra Sus Trastornos Alimenticios Y Los Vencieron.

Algunas mujeres están inconformes consigo mismas, con su apariencia, su peso, con determinadas partes de su cuerpo… y eso tiene que ver en gran medida con los ridículos cánones de belleza que impone la sociedad. El hecho es que un mínimo porcentaje de las mujeres cumple con esos estereotipos de belleza casi imposibles de lograr…

Eso lleva a que muchas de ellas empiecen a tener trastornos alimenticios, que en vez de ayudarlas a lograr lo que quieren, las enferman física y psicológicamente y ponen en peligro su vida.

Los trastornos alimenticios no solo tienen que ver con la belleza y el cuerpo perfecto, hay factores psicológicos que también influyen y factores interpersonales como las relaciones familiares y personales problemáticas, sentimientos de insuficiencia, historias de abuso físico o sexual y el famoso ‘bullying’, el haber sido fastidiada o ridiculizada por algo ya sea su peso, su apariencia, etc.

Por suerte no todas las historias de trastornos alimenticios terminan mal, hay muchas chicas que aceptan recibir ayuda y logran luchar contra enfermedades tales como la anorexia y la bulimia satisfactoriamente, aprendiendo así a quererse a ellas mismas y aceptarse tal cual son, con sus defectos e imperfecciones como debería ser.

Estas 12 chicas son un ejemplo de eso, de la lucha contra ese tipo de enfermedades, ellas terminaron convirtiéndose en sus propios héroes y son realmente admirables.
Advertencia: algunas de estas imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.

1. Brittany pesaba 7 kilos menos de lo normal para su estatura, debido a su consumo limitado de 600 calorías por día. Hoy en día tiene un peso saludable y se declara victoriosa tras su lucha contra la anorexia.

Foto-1

2. Harriet llegó a pesar menos de 32 kilos cuando los doctores le dijeron que si no empezaba a alimentarse bien, moriría en pocas semanas, fue así como empezó a  luchar por su vida. Ahora pesa 55 kilos y es una corredora fuerte y activa.

Foto-2

3. Con tan solo 20 años, Rachel desarrolló un trastorno influenciada por los ideales de belleza, como consecuencia llegó a pesar 28 kilos. Con la ayuda de su madre logró recuperarse y hoy en día lucha para que las revistas y agencias de publicidad paren de idealizar el cuerpo perfecto.

Foto-3

4. A los 11 años, Jo comenzó a tener ataques de ansidad y desarrolló un trastorno alimenticio. Su vida estaba en peligro, empezó a trabajar en McDonalds pensando que quizás al ver a otras personas comer, encontraría el coraje de hacer lo mismo…Mientras trabajaba allí, se enamoró de su jefe, quien la animó a cambiar su estilo de vida, logrando así mejorar en un 100%.

Foto-4

5. Sarah llegó a pesar 46 kilos midiendo 1,70 metros de altura. Después de meses de lucha, logró subir 11 kilos y combatir su enfermedad.

Foto-5

6. La primera fotografía que Antonia tomó para subir a su cuenta de Instagram, fue en el hospital.  Su caso se hizo conocido a través de las redes sociales, fue así como contó su historia de lucha contra un trastorno alimenticio que le cambió la vida. Ahora sus fotos y su historia es tomada como ejemplo por miles alrededor del mundo.

foto-6

7. Meg le confesó a sus padres que sufría de un trastorno alimenticio. Fue así como acudió al psiquiatra, quien le dijo que tendría que pasar el próximo año en el hospital. En vez de eso, ella decidió ir a terapia y también a un nutricionista para planificar sus comidas, con el tiempo acudió al gimnasio, y ahora, en lugar de saltarse las comidas, come seis veces al día y se siente mejor que nunca.

Foto-7

8. Morgan es de esas personas que es delgada por naturaleza, pero cuando llegó a pesar 51 kilos a causa de un trastorno alimenticio, parecía un esqueleto. Fue consciente de su enfermedad cuando su novio empezó a preocuparse y a buscar ayuda.  Al ponerse objetivos a corto plazo, Morgan aprendió a comer de manera saludable y empezó a hacer ejercicio convertirse en una persona mas fuerte por dentro y por fuera.

Foto-8

9. Veronica desarrolló su trastorno después de sentir que tenía que controlar algo en su vida. Pero con mucha fuerza de voluntad y el apoyo y el amor de su novio (ahora prometido), consiguió sobreponerse. Ahora come de manera saludable y consiguió llegar a un peso normal.

Foto-9

10. Heather llegó a estar internada por su trastorno alimenticio. Un día se sentó en un restaurante, y después de darse cuenta de que se encontraba sola, se dio “el lujo” de llevarse un trozo de pizza a la boca, recordando lo rica y placentera que la comida podía llegar a ser, y cambiando así su visión sobre el tema por completo.

Foto-10

11. Lauren llegó a pesar 22 kilos como resultado de una anorexia muy grave que desarrolló cuando era adolescente y que persistió por diez años. Caminaba hasta doce horas al día con tal de no aumentar de peso. Después de pasar una larga temporada en el hospital, finalmente decidió cambiar su vida. Hoy en día goza de buena salud y espera ser un ejemplo para aquellas chicas que están pasando por lo mismo.

Foto-11

12. Kate tuvo la suerte de casarse con un hombre que la ayudó a recuperarse de su enfermedad. Él le compró un vestido de novia dos tallas más grandes que la suya, decidida a casarse con el hombre que amaba, Kate subió de peso y pudo lucir su vestido en el que se sentía increíble consigo misma y más linda que nunca.

Foto-12

Sin dudas se requiere mucho coraje y fuerza de voluntad para salir de semejante pozo en la vida, para ellas nuestra admiración. Cuéntanos en los comentarios de abajo que te parecieron estas historias.

Fuente: planeta curioso

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA