Encontraron En Bolivia 5000 Huellas De Pisadas En La Pared De Una Montaña

Las huellas pueden ser herramientas sumamente útiles en muchos campos. Por ejemplo, los expertos forenses las utilizan para investigar escenas de crimen, mientras que para los cazadores son de mucha ayuda a la hora de rastrear animales en los bosques.

Es por ello que cuando fueron encontradas miles de huellas en Bolivia –yendo hacia el lado de una montaña- no fuera una sorpresa que atrajera inmediatamente la atención de los expertos. ¡Lo que descubrieron es realmente una revelación!

En la década de 1980, un equipo de trabajadores encontró algo extraordinario en tierras altas de Bolivia: algún tipo de patrón impreso en un acantilado casi vertical en su totalidad.

El sitio se encuentra localizado cerca de Sucre, la capital de Bolivia, y es donde están las colinas de la Cordillera de los Andes.

Mineros contratados por una compañía boliviana de cemento llamada “Fancesca” han estado excavando un área que se encuentra a 3 millas de Sucre.

A medida que excavaban la roca, más ellos notaban el extraño patrón en las paredes de la cantera.

Pero no se trataba de cualquier patrón, ¡era un rastro de huellas de dinosaurio! El sitio, apodado Cal Orcko, es ahora considerado extremadamente importante en el mundo de la paleontología, con muchos secretos aún por descubrir hoy en día.

A pesar de este grandioso descubrimiento en la década de los 80, no fue hasta 1994 cuando se empezó una excavación mucho mayor para comenzar a estudiar el área. Allí fue cuando los científicos se dieron cuenta de lo especial que era ese lugar.

La cantera “Cal Orcko” cuenta con una pared de piedra caliza, la cual se extiende a 4000 pies de ancho y 250 pies de alto. ¡Está cubierta con casi 5000 huellas de dinosaurio!

En 1998, Christian Meyer del Museo de Historia Natural situado en Basel, Suiza, arribó al área con un equipo de investigación. Ellos pasaron los siguientes meses estudiando la pared, y concluyeron que no hay en el mundo otro lugar con tal extensa colección de huellas de dinosaurios.

Con 269.100 pies cuadrados, el área contiene huellas de un estimado de 300 especies diferentes de dinosaurios. Se cree que una de estas criaturas tenía al menos 80 pies de alto, mientras que la huella más larga encontrada es de 3 pies.

Las huellas encontradas en el sitio pertenecen a dinosaurios como el “Carnotaurus”, un animal predador con brazos y piernas pequeñas; asimismo el “Ankylosaurus”, era un herbívoro de exterior blindado.

Hay inclusive huellas del “Titanosaur”, un dinosaurio come plantas que, ¡alguna vez llegó a pesar 100 toneladas!

Cal Orcko también posee rastros de un dinosaurio de al menos 1150 pies, creado por un “Tyrannosaurus rex” más joven, a quien el equipo de investigadores nombró Johnnie Walker.

Pero eso no es todo, los investigadores han encontrado huesos de dinosaurios y algunos rastros de cocodrilos y peces. Expertos aseguran que Cal Orcko fue alguna vez un lago donde estas criaturas se bañaban y bebían agua.

Los científicos aseguran que el clima húmedo era ideal para que los dinosaurios fueran capaces de dejar huellas en el suelo blando. A medida que el área se volvía más seca, las huellas se endurecieron y fueron preservadas.

Este ciclo se repitió año tras año, formando varias capas de huellas.

Por supuesto que todo el paisaje cambió debido a la actividad tectónica del sitio.

Esto explicaría el porqué las huellas se encuentran en una dirección vertical; el piso fue simplemente empujada hacia arriba.

No es sorpresa que Cal Orcko sea un sitio tan popular para los turistas.

En el 2006, el Museo Parque Cretácico abrió sus puertas para mostrar modelos de dinosaurios y explicar el pasado prehistórico de esa zona. Incluso existe una plataforma de visualización para que los turistas puedan observar las huellas que se encuentran en las paredes de caliza.

Una réplica del “Ankylosaurus” en la Feria Mundial de 1964.

Los nuevos descubrimientos en Cal Orcko aún están siendo estudiados hoy en día a través de todos los proyectos industriales, y el paisaje siempre cambiante de la zona.

“Esto es asombroso”, expresa María Teresa Garmón, una guía del sitio. “Vemos huellas frescas y fósiles todo el tiempo. Perdemos algunas, encontramos otras. Esto siempre está cambiando”.

Ese punto fue perfectamente probado en Abril del 2015, junto a un grandísimo descubrimiento de 5000 huellas frescas, incluyendo dos muestras que alguna vez pertenecieron a especies desconocidas previamente.

¡No hay manera de saber lo que van a descubrir después!

Es sencillamente asombroso el pensar en todo lo que la ciencia y la historia han encontrado en locaciones como Cal Orcko. ¡Esto solo nos enseña que siempre hay lugar para aprender!

¡No dejes de compartir esta fantástica historia con tus amigos y conocidos!

Deja tu comentario

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA