6 Rehenes Que Lograron Burlar A Sus Captores De Forma Ingeniosa. El #5 Fue Salvado Gracias A Tarzán!

5. Actor retirado que interpretaba a Tarzán desarma a Rebeldes Cubanos cuando hace su característico grito.

El secuestro: En 1958, un grupo de americanos que se quedaban en el hotel Hilton en La Havana, Cuba, estaban jugando un torneo de golf cuando de pronto se encontraron rodeados por soldados rebeldes que los apuntaban con armas. Como probablemente sepas, Cuba estaba en medio de una sanguinaria revolución anti-imperial, pero aparentemente los golfistas nunca recibieron el comunicado.

rehenes-fuga-foto-5

Obviamente, los rebeldes no se veían precisamente amables frente un montón de capitalistas adinerados que aún pensaban que Cuba era el jardín de juegos de Estados Unidos, y empezaron a interrogar a los golfistas uno por uno, con sus armas muy bien apuntadas a sus cabezas.

Pero entonces…

Lo que los rebeldes no sabían era que uno de esos golfistas era el actor de 54 años Johnny Weissmuller, mejor conocido por vestir un taba rabos y transportarse por medio de lianas. En los años 30’s y 40’s, Weissmuller actuó como Tarzán en 12 películas y es hasta este momento, el actor más conocido por interpretar el papel. Cuando los soldados hostiles se acercaron a él, Weissmuller confiadamente dijo, «Yo Tarzan»… a lo que los rebeldes respondieron, «¿huh?». Resulta que el nombre no se pronunciaba de la misma manera en español y en inglés, por lo que los secuestradores no entendieron la pequeña broma.

Ya que claramente los rebeldes no estaban interpretando el mensaje, y por alguna razón seguía convencido de que su status de celebridad lo iba a salvar, Weissmuller se paró bien derecho, golpeó su pecho con sus puños y dejó salir su característico grito de Tarzán. En medio del campo de golf, con cubanos rebeldes apuntándole con armas. En este punto los rebeldes quedaron completamente sorprendidos.

En serio. Los rebeldes dejaron sus armas y comenzaron a llenarse de emoción, gritando «¡Tarzán! ¡Tarzán!» y «¡Bienvenido a Cuba!.» Aparentemente su sentimiento anti-capitalista se detenía cuando se trataba de ver películas de Hollywood. No solo liberaron a Weissmuller y sus amigos sin un rasguño, también los escoltaron de regreso a su hotel.

Claro que eso no hubiera funcionado si los hombres malos hubieran estado intentando capturar a una celebridad, como en el ejemplo siguiente…

Fuente: Cracked

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA