6 Posturas De Yoga Simples Que Puedes Hacer Para Tener Una Mejor Calidad De Vida

El yoga es indiscutiblemente una práctica que tiene increíbles resultados para la salud. El yoga puede ayudarnos a dormir bien, a sentirnos menos ansiosos, a mejorar la postura y la respiración, en definitiva a tener una mejor calidad de vida, una vida más sana, la mente más relajada y más energía.

Hoy te traemos alguna posturas de yoga que si las practicas con frecuencia te ayudarán a mejorar muchos aspectos de tu salud de mamera significativa.

Cuando la gente piensa en Yoga, muchas veces se imagina posturas imposibles de hacer, pero aunque no lo creas, hay posturas muy simples, personas de todas las edades pueden intentarlo y recuerda que con la práctica todo mejora!

1. Uttanasana

yoga7

Con tus piernas completamente estiradas y tus pies separados a la altura de las caderas, lleva tu tronco al suelo. Trata de tocarlo sin doblar las rodillas. Si no puedes, apoya tus manos en tus pantorrillas.
Beneficios: estados de estrés y ansiedad, dolor de estómago y ovarios, ayuda a aliviar dolores de gastritis, estira y tonifica músculos de la espalda, elonga isquiotibiales, se recomienda para estados depresivos,
se regularizan los latidos del corazón, tonifica el hígado, el bazo y los riñones.

2. Balasana, esta es una posición de descanso comúnmente apodada “el niño”

yoga2

Con tus rodillas dobladas en el suelo, lleva el tronco con tus brazos extendidos hacia abajo, como si fueras a hacer un reverencia. Los brazos también los puedes pegar a tu cuerpo. Tu frente descánsala en el suelo.
Beneficios: relaja la columna, estira las vertebras lumbares, alivia los pies cansados, reduce el cansancio,
ayuda a aliviar el estrés y la fatiga.

3. Supta Baddha Konasana

yoga3

Recuéstate y junta las plantas de tus pies haciendo una especie de “mariposa”. Cierra los ojos y deja tus brazos a los lados, con las palmas de tus manos mirando hacia arriba.
Beneficios: relaja la cadera y las ingles. Mejora problemas digestivos y genitales debido al flujo sanguíneo constante del bajo vientre. Abre el pecho generando una respiración profunda.

4. Viparita Karani

yoga8

Esta posición es en forma de L. Tus piernas deben ir apoyadas en la pared, mientras que tu tronco y cabeza está en el suelo. Abre tus brazos formando una V hacia abajo.
Beneficios: alivia las varices, mejora de la circulación sanguínea, aumenta del drenaje linfático y estimula el sistema inmunitario. Fortalece el cuello, los hombros y la espalda. Aumenta la densidad ósea de los brazos y las cervicales. Mejora el equilibrio hormonal.

5. Halasana

yoga4

Durante 5 minutos, lleva tus pierna atrás de tu cabeza y estira tus manos en sentido contrario. Trata de que tus pies toquen el suelo. Si no lo logras puedes apoyarlos en la pared o sobre una silla.
Beneficios: abre el cuello, los hombros y la espalda. Tonifica y masajea los órganos digestivos, mejorando la desintoxicación. Su práctica regular calma y restaura el sistema nervioso simpático, mejora la memoria y la concentración. Alivia el estrés y la fatiga. Nutre la columna vertebral y rejuvenece todo el cuerpo. Es terapéutico para dolores de cabeza, la infertilidad, y el insomnio.

6. Savasana

yoga6

Para lograr esta posición solo es necesario recostarse. Lleva tu mano izquierda a tu corazón y la derecha al ombligo y respira. Inhala hasta la cuenta de 4, aguanta la respiración hasta la cuenta de 7 y exhala a la cuenta de 8. Repite 4 veces.
Beneficios: calma la mente y fomenta el alivio del estrés y la depresión. Relaja el cuerpo. Reduce el dolor de cabeza, la fatiga y el insomnio. Ayuda a reducir la presión arterial. Para aquellos que sufren de dolor de espalda, lo mejor es realizarla con las rodillas dobladas y los pies sobre el suelo, separados a la distancia de las caderas. Para las embarazadas es recomendable apoyar la cabeza y el pecho sobre una almohada. La complejidad del ejercicio no está en la forma de la postura sino en la actitud mental, trata de relajarte y sentir como tu cuerpo también se relaja.

El yoga puede cambiar la manera en que vivimos, y no hace falta que seas súper flexible o que tengas poco tiempo, el yoga puede ser practicado por todos (ancianos, niños, mujeres embarazadas, adolescentes etc) y para lograr un cambio necesitas practicarlo ¡tan solo dos minutos al día!

Fuente: Upsocl

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA