Esta Perrita No Podía Caminar Y Sólo Se Arrastraba. Pero Luego Pasó Esto.

Una perrita con el síndrome del perro nadador nos deja una importante lección de que algunas cosas pueden ser remediadas por tan imposible que parezcan. Esta enfermedad no le permitía caminar, ni siquiera subir su cabeza y mantenerla suspendida en el aire.

El destino de estos perros generalmente es ponerlos a dormir, pero afortunadamente unos rescatistas le dieron una segunda oportunidad. Mira el siguiente vídeo asombroso de la rehabilitación de esta perrita.


Hay algunas cosas que son muy asombrosas, y esta perrita nos deja una buena lección, además del duro trabajo que hicieron estos rescatistas durante meses. Evidentemente los resultados valieron la pena.

A tus amigos les podría gustar este vídeo. Compártelo en tu muro, sólo dale un pequeño click abajo.

Fuente: Youtube - @jotaTVQ

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA