Esta Puerta Roja Parece Común. Pero Una Vez Que La Abres…WOW!

Para disfrutar al máximo las cosas que tenemos es bueno adaptarse a las posibilidades de cada uno y sacar el mayor beneficio de ellas. En la historia que les contaremos hoy, el estudio londinense de arquitectura Alma-nac, no solo demuestra que se pudo adaptar con maestría, también demuestra su habilidad de convertir un espacio pequeño y desagradable en un lugar en el que todos desearíamos vivir.

puerta-roja-foto-1

En el sur de Londres se encuentra Slim House, una casa de tan solo 2.3 metros de año y 14 metros de largo. Pero no te dejes engañar, que hay suficiente espacio para 2 cuartos de baño, una cocina, 3 habitaciones, un salón, vestidor, despacho y hasta buhardilla.
puerta-roja-foto-10

Aunque puede parecer que todo está comprimido, la verdad es que el espacio está muy bien aprovechado.

puerta-roja-foto-5

El techo inclinado y los ventanales dan al espacio una iluminación natural que se puede disfrutar durante la mayor parte del día. La parte trasera se amplió para poder acondicionarla como comedor.

puerta-roja-foto-12

“El factor clave era el conseguir que la luz natural fuese capaz de entrar sin problemas en todas las habitaciones y así dar más sensación de espacio” dijo uno de los diseñadores Tristan Wigfall.

puerta-roja-foto-9

La planta baja está compuesta por el recibidor, un salón, la cocina y un espacio a modo de comedor situado junto a la cocina.

puerta-roja-foto-8

En el primer piso podemos encontrar el vestidor, la habitación principal, otra habitación y un cuarto de baño.

puerta-roja-foto-7

El cabecero de la cama de la habitación principal, está pensado pata aprovechar el espacio al máximo y es, en realidad, un espacio de almacenaje donde guardar las mantas de invierno o los edredones.

puerta-roja-foto-6

En el segundo piso están situados el despacho, una habitación, otro cuarto de baño y una pequeña buhardilla. Todos ellos tienen ventanas para disponer de iluminación natural.

puerta-roja-foto-4

Como te habrás dado cuenta, a esta casa no le falta de nada, hasta tiene un pequeño jardín.

puerta-roja-foto-11

Al ver su fachada nada nos haría pensar lo que se esconde detrás de ella. Ya lo dice el refrán “No hay que juzgar a un libro por la portada”.

puerta-roja-foto-2

Impresionante,¿no?. Si te gustó la nota y el diseño de la casa, entonces comparte la historia. Seguro le encantará a todos los amantes de la arquitectura y también a los que no conocen tanto de ella.

Fuente:Dezeen

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA