Un comercial de seguros de vidas probablemente no sea una fuente de inspiración, pero aún así son bienvenidos. Este anuncio es más diferente a los otros. 

No debemos creer que las cosas pequeñas que les hacemos a los demás para ayudarlos son insignificantes. Este vídeo es una prueba que podemos ayudar con lo poco que tenemos y algún día veremos una sonrisa agradecida. Hay cosas que definitivamente el dinero no puede pagar.

Comparte este vídeo para que inspire a los demás. Dale click en el botón de abajo.