¿Qué Pasa Si Juntas Una Guardería De Niños Con Una Residencia Para Ancianos?

En el marco de un proyecto social en una residencia de ancianos en Seattle, EE.UU., decidieron instalar una guardería con niños preescolares. El resultado fue sorprendente: la vida de todos ha cambiado por completo.

Lamentablemente hoy en día en nuestra sociedad los ancianos sufren de aislamiento social, vinculado a la decadencia física y mental, y a la depresión entre otras cosas. Las residencias para ancianos no suelen estar muy bien valoradas. Todos asumimos que se trata de lugares un poco tristes, donde se respira un aire un tanto negativo… para cambiar un poco esa situación fue que decidieron llevar a cabo esta idea, que resultó ser un éxito.

En este centro residencial habilitaron el Centro de Aprendizaje Intergeneracional (ILC, por sus siglas en inglés), una instalación de cuidado infantil que permite a los pequeños interactuar en diversas actividades con las personas de la tercera edad.

El experimento demostró que los niños se hacen más receptivos hacia las personas con discapacidades, aprenden sobre el proceso de envejecimiento, reciben atención y amor de los residentes cariñosos y entienden que los adultos también necesitan ayuda.

Muchos ancianos mantienen su energía vital y se muestran dispuestos a ayudar y compartir momentos con los niños.

Niños13

Además de jugar y realizar distintas actividades, comparten desayunos, almuerzos y meriedas.

Niños14

Los niños interactúan con los más de 400 rsidentes ancianos que ahí viven y el lugar se llena de energía y alegría.

Niños7

“Los niños y los residentes se unen en gran variedad de actividades planeadas, como arte, música, contar historias o simplemente ir de visita”
Niños4

“Esto mejora las oportunidades de niños y personas de todas las edades de interactuar con frecuencia”

Niños8

Los niños en el centro tienen la oportunidad de aprender de sus mayores.

Niños1

Aprenden a aceptar y ayudar a las personas con discapacidades.

Niños9

A relacionarse con la gente mayor y ser parte de una familia extendida.

Niños10

Los participantes tienen un sentido renovado del autoestima

Niños3

La oportunidad de transferir su conocimiento y experiencias.

Niños2

Juegan, ríen y se divierten y disfruten de un ambiente diferente, más cálido y alegre.

Niños6

El experimento demostró que los niños se hacen más receptivos hacia las personas con discapacidades, aprenden sobre el proceso de envejecimiento, reciben atención y amor de los residentes cariñosos y entienden que los adultos también necesitan ayuda.

Seria genial que esto sirva de inspiración y se pueda poner en práctica en otros países.

Puedes encontrar más información sobre este proyecto aquí The International Learning Center

Fuente: Bored Panda

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA