No Compres Una Colchoneta, Aquí Te Enseñamos cómo Tú Mismo Puedes Hacer Una

A veces compramos cosas que podríamos improvisar fácilmente en casa, con unos pocos materiales y algo de ingenio. En esta ocasión te vamos a mostrar que no tienes que gastar una fortuna comprando una colchoneta o una cama portable.

Tú mismo puedes hacer unas camas portables, plegables y fáciles de lavar. Presta atención a estos pasos y ponlos en práctica.

1. Consigue o compra cuatro fundas de almohadas. Escoge el diseño que más te guste.

colchoneta0

2. Cose las cuatro fundas entre sí, uniéndolas por los lados. Las aberturas de todas las fundas deben quedar del mismo lado.

colchoneta1

3. Consigue o compra cuatro almohadas.

colchoneta2

4. Ahora simplemente mete las almohadas por las aberturas de cada funda, y tendrás una cama portátil sencilla, útil y fácil de lavar.

colchoneta3

5. Además, podrás alargar la colchoneta cuando gustes, cosiéndole otra funda.

colchoneta4

Para lavar esta práctica colchoneta hecha en casa, sólo tienes que retirarle las almohadas y meterla a la lavadora. Pon en práctica este sencillo truco y tendrás unas versátiles camas portátiles, ideales para los niños y para infinidad de usos. ¿Qué te parece esta idea? Déjanos tus comentarios y comparte este artículo en Facebook para que muchas más personas se enteren!

Fuente: SunnySkyz

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA