Un Hombre Dejó A Su Hijo Vendado En El Bosque. Cuando Todos Leyeron El Mensaje…

La vida es un gran viaje. A veces puede ser muy dulce, pero también hay momentos de amargura. En esos momentos difíciles podemos llegar a sentirnos solos, e incluso abandonados. El pequeño niño de la historia se sentía así de alguna manera, pero lo que descubrió es un importante recordatorio para todos nosotros.

El mensaje se encontró en un post de Facebook

hijo-bosque-foto-1

Y dice lo siguiente:

Un padre lleva a su hijo al bosque, le cubre los ojos y lo deja solo. Tiene que quedarse sentado en un solo lugar la noche entera y no quitarse la venda de los ojos hasta que los rayos del sol salgan. no puede pedir ayuda. Una vez que sobreviva la noche, será un HOMBRE. No puede hablar con los otros niños de su experiencia, porque cada uno debe hacerse hombre a su manera. El niño está naturalmente aterrorizado.

Puede escuchar todo tipo de ruidos. Bestias salvajes rondan cerca de él. Tal vez también algún humano podría hacerle daño. El viento sopló la hierba y la tierra, y lo balanceaba de su puesto, pero el se sentó estoico, nunca quitando la venda de sus ojos. ¡Era la única forma de volverse un hombre! Finalmente, después de una horrible noche, el sol apareció y se quitó la venda.

Fue entonces cuando descubrió que su padre estaba sentado en una piedra al lado de él. Había estado de guardia la noche entera, protegiendo a su hijo de cualquier daño. Nosotros, igual que el niño, nunca estamos solos. Incluso cuando no lo sabemos, Dios nos está cuidando, sentado en la piedra a lado de nosotros. Cuando los problemas llegan, lo que debemos hacer es alcanzarlo.

hijo-bosque-featured

La moraleja de la historia es algo muy simple, pero muy cierto: Solo porque no podemos ver a Dios, no significa que no esté aquí.

Comparte la historia y pasa este pensamiento a todos tus conocidos.

Fuente:Godvine

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA