Un Hombre Ciego Cayó En Las Vías Del Tren. Un Perro Heroico Estaba Ahí, E Hizo Este Acto Increíble.

Un valiente perro guía para ciegos fielmente saltó a las vías del metro cuando su dueño cayó en una plataforma de Harlem, y ambos sobrevivieron de ser atropellados por un tren, según los testigos.

Cecil Williams, de 60 años, se dirigía hacia el dentista cuando se sintió débil cerca de las 9:30 am en las afueras de una plataforma del tren.

Cecil Williams

Su perro guía, un labrador negro llamado Orlando, fue entrenado para evitar que no caminara sobre las orillas y trató de sostenerlo. El perro estaba ladrando y tratando de jalarlo, pero Williams se cayó. Matthew Martin, de 54, dijo que el perro nunca dudó.

El policía con el perro guía de Cecil, Orlando, fuera de la estación del metro.

121713subway3RM

«Se cayó, y el perro saltó», dijo. «No fue empujado, le estaba rozando, intentando hacerle mover».

Los pasajeros gritaron, alertando a los trabajadores del metro. Un trabajador de la construcción le dijo a Williams que se quedara en el canal entre las vías, dijeron las autoridades.

Los testigos dijeron que ellos oyeron un tren acercándose un minuto después de que Williams se cayera en las vías, e intentaron alertar al conductor.

Durante el alboroto, Orlando se quedó al lado de William.

«El es definitivamente su mejor amigo. Cuando el tren se acercaba el no se movía», dijo Ana Quiñones, de 53, de Morningside Heights. «El perro era muy leal. Intentó salvarle. Intentó empujarlo hacia afuera cuando se acercó mucho al borde. Arriesgó su vida para salvar a su dueño».

Las autoridades dijeron que el maquinista pisó el freno, pero un vagón y medio pasaron por encima de Williams y Orlando. Los oficiales primero sacaron al perro, y los bomberos a Williams usando un tablero y un cuello ortopédico.

Los dos estaban en un canal en medio de las vías, dijo el capitan O’sullivan.

Williams se hizo un corte en la cara, pero no fue gravemente herido, y Orlando salió ileso. Lo trataron en STl luke.

«El perro me salvó la vida» Dijo Williams a los periodistas en su cama de hospital con la voz temblorosa. «Me siento emocionado. Siento que dios, poderes fácticos, tiene algo guardado para mí. No me llevaron esta vez. Estoy aquí por algo.»

121713subway1RM

Comparte  con tus amigos esta asombrosa historia. Dale click en el botón de Facebook.

Fuente: NYpost

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA