¡Cuidado! Estas Son Las 11 Serpientes Más Venenosas Del Mundo

Son bellas pero terribles. Muchas de ellas nos cautivan y nos intrigan. A muchas personas les aterran. Las serpientes forman parte de nuestro imaginario colectivo, y por lo general son el símbolo de lo dañino, lo oculto, lo misterioso y lo pecaminoso.

En este mes y con Halloween tan cerca, es una buena idea recordarte que hay criaturas terroríficas en nuestro planeta, aunque no necesariamente sean monstruos ni brujas.

Las serpientes no te chuparán la sangre como los vampiros, pero sí tienen poderosos colmillos que pueden hacer algo mucho peor que beber un poco de tu sangre. Esta es la lista de las once serpientes más venenosas del mundo, por orden ascendente.

11. Serpiente de Cascabel

10snakes8

alfredomelendez21

Esta es la única serpiente de la lista que es nativa del continente americano. La serpiente de cascabel es fácilmente identificable gracias al estuche córneo que tiene al final de la cola, el cual le permite emitir un sonido de advertencia. Un dato sorprendente es que los especímenes jóvenes de esta especie son más peligrosos que los adultos, dado que no tienen la capacidad de controlar la cantidad de veneno que inyectan. La mayoría de las cascabeles están dotadas de un veneno hemotóxico que destruye los tejidos y los glóbulos rojos, hace penetrables los vasos sanguíneos, degenera los órganos y causa coagulopatía. Muchas veces las mordeduras de estas serpientes dejan cicatrices permanentes, incluso cuando se reciben tratamientos rápidos y efectivos. Los síntomas del veneno de la cascabel son dificultad para respirar, babeo constante, parálisis y hemorragia masiva. Frecuentemente, una mordedura de cascabel tiene consecuencias fatales si no se trata. Sin embargo, afortunadamente sí existe antídoto para el potente veneno de esta serpiente, el cual reduce la tasa de muertes a sólo un 4%.

10. Víbora de la Muerte

10snakes4

wikimedia

Esta serpiente lleva un nombre muy apropiado. Vive en Australia y Nueva Guinea, y vive de cazar a otras serpientes (incluso algunas que aparecen en esta lista) haciéndoles emboscadas. Son similares a muchas otras serpientes, pero tienen la cabeza triangular y un cuerpo corto y rechoncho. Por lo general, las víboras de la muerte inyectan entre 40 y 100 mg de veneno, el cual supone una dosis letal de 0,4-0,5mg/kg. Es decir, si pesas 70 kg,  una dosis de unos 30 mg sería suficiente para causarte la muerte. Una mordida de esta serpiente que no haya sido correctamente tratada está entre las más peligrosas del mundo. El veneno es neurotóxico, causando parálisis y muerte en un lapso de 6 horas, ya que produce fallo respiratorio. Sin embargo, al administrarse el antiveneno apropiado, las probabilidades de éxito son muy altas, debido a que los síntomas del veneno progresan lentamente. De todas formas, sin antídoto, una mordida de esta serpiente tiene una tasa de mortalidad del 50%. Además, la víbora de la muerte es la serpiente con el ataque más rápido, pudiendo atacar repetidamente con sólo 0,13 segundos de separación entre cada mordedura.

9. Víbora Gariba

10snakes7

drtwanalsparks

Este género de serpientes se encuentra repartido por todo el mundo, pero la especie más venenosa es seguramente la Víbora Gariba, la cual se encuentra en el Medio Oriente, Asia central y la India. Estas serpientes son rápidas, fácilmente irritables y de hábitos generalmente nocturnos. El veneno que poseen causan síntomas que empiezan con dolor, inflamación grave, decoloración de la piel, sangrado de las encías, caída en la presión sanguínea y en el ritmo cardíaco, ardor en la zona de la mordida, necrosis superficial y a veces severa, vómitos, etc. El dolor intenso puede permanecer por hasta 4 semanas después de la mordida. La muerte puede ocurrir por septicemia, o por una falla cardiaca o respiratoria, entre 1 y 14 días después de la mordida, o incluso más tarde.

8. Cobra filipina

10snakes6

animalesextremos

La mayoría de las especies de cobra no son dignas de entrar en esta lista, pero la Cobra filipina es un caso excepcional. Su veneno es el más letal de entre todas las cobras, y además son capaces de escupir ese veneno hasta una longitud de 3 metros. El veneno de la Cobra filipina es neurotóxico, afectando las funciones cardiacas y respiratorias. Además puede causar parálisis respiratoria, llevando a la muerte en sólo 30 minutos. La mordida sólo causa un daño mínimo en los tejidos, lo cual puede llevar a menospreciar su peligrosidad. Las neurotoxinas del veneno interrumpen la transmisión de señales nerviosas. Otros síntomas incluyen dolor de cabeza, náuseas, vómito, dolor estomacal, diarrea, mareos y convulsiones.

7. Serpiente tigre

10snakes9

cluesarena

La serpiente tigre vive en Australia. Tiene un potente veneno neurotóxico que puede provocar la muerte en apenas 30 minutos, aunque normalmente se tarda entre 6 a 24 horas para causar la muerte. Antes del desarrollo del antiveneno, la tasa de mortalidad tras la mordida de esta serpiente rozaba el 60 o 70%. Los síntomas incluyen dolor focalizado en los pies y en el cuello, hormigueo, entumecimiento, sudoración excesiva, dificultad para respirar y parálisis. La serpiente tigre no es agresiva a menos que se la arrincone, pero sus ataques son infalibles.

6. Mamba negra

10snakes5

kn3

La temida Mamba negra habita muchos rincones del continente africano. Son famosas por su gran agresividad, y por sus ataques de precisión letal. Además, la mamba negra es la serpiente terrestre más rápida del mundo, capaz de alcanzar velocidades de hasta 20 km/h. Estas terribles serpientes pueden lanzar hasta 12 mordidas en un único ataque. Además, basta una mordida para matar hasta a 25 personas adultas. El veneno de la Mamba negra es neurotóxico y de rápida acción. En promedio, cada mordida de esta serpiente libera unos 100 a 120 mg de veneno, aunque la mamba puede llegar a inyectar hasta 400 mg de una sola vez. Si la inyección del veneno alcanza una vena, una dosis 0,25mg/kg son suficientes para matar a la persona, en un 50% de los casos. Los síntomas iniciales de la mordida son: dolor focalizado en el área afectada, hormigueo en la boca y las extremidades, visión doble, visión de túnel, confusión severa, fiebre, salivación excesiva (con producción de espuma por la boca y la nariz), y ataxia (falta de control del cuerpo). Si la víctima no recibe atención médica inmediata, los síntomas progresan rápidamente y empiezan a aparecer dolores estomacales, náuseas, vómitos, palidez, daño en los riñones y el corazón, y parálisis. Si no se usa el antiveneno, la tasa de mortalidad tras la mordida de una Mamba negra es prácticamente del 100%.  Dependiendo de la naturaleza de la mordida, la muerte suele producirse entre 15 minutos y 3 horas después de recibir el veneno.

5. Taipán

10snakes2

staticflickr

Esta es otra serpiente endémica de Australia. Su veneno es suficientemente fuerte para matar a 12.000 conejillos de indias. La ponzoña de esta especie hace que la sangre de la víctima se coagule, bloqueando sus venas y arterias. Es altamente neurotóxico. Antes del descubrimiento de su antiveneno, nadie jamás había podido sobrevivir a una mordedura de la taipán. La muerte ocurre por lo general una hora después de la mordida. Incluso tras administrarles el antiveneno de forma correcta, la mayoría de las víctimas deben permanecer en terapia intensiva por un buen tiempo.

4. Krait Azul

10snakes3

staticflickr

La Krait azul vive en el sudeste asiático, y al menos el 50% de sus mordidas son fatales, incluso cuando se administra antiveneno. Las Krait practican el canibalismo, alimentándose de otras Krait. Son de hábitos nocturnos. Por la noche son más agresivas, y por el día son más bien tímidas y preferirán esconderse a menos que las perturben. Su veneno es neurotóxico, 16 veces más potente que el de la Cobra. Esta ponzoña provoca parálisis muscular rápidamente, impidiendo que las terminaciones nerviosas liberen los químicos que envían mensajes a los siguientes nervios. Luego sobreviene un episodio de calambres, espasmos y temblores, que termina en parálisis. Por fortuna, las mordeduras de las Kraits no son frecuentes, gracias a la naturaleza nocturna de estas serpientes.  Antes del desarrollo del antiveneno de las Kraits, la tasa de mortalidad de la mordedura ascendía al 85%. Incluso cuando se administra el antiveneno a tiempo, nada te garantiza que puedas sobrevivir. La muerte se produce entre 6 a 12 horas. Aunque el paciente logre ser atendido en un hospital, no es raro que termine con coma permanente o incluso con muerte cerebral causada por hipoxia.

3. Serpiente Marrón Oriental

wildflower

Que el inocente nombre de esta serpiente no te confunda. Una pequeña dosis de 0,03 mg/kg de su veneno podría ser suficiente para matar a un humano adulto. El hábitat de esta serpiente se extiende por las zonas más densamente pobladas de Australia, lo que la hace especialmente peligrosa. Es veloz y puede llegar a ser muy agresiva, pudiendo perseguir a sus agresores y atacarlos repetidamente. Incluso los ejemplares más jóvenes de esta especie pueden matar a un ser humano. El veneno de la serpiente marrón oriental contiene tanto neurotoxinas como coagulantes sanguíneos. Por fortuna, menos de la mitad de sus mordidas contienen veneno, y además estos ofidios prefieren evitar tener que morder. Esta serpiente sólo reacciona al movimiento, así que una buena estrategia de defensa frente a ella es mantenerse muy quieto si nos la encontramos.

2. Taipán del Interior

10snakes0

anthonyvpl

La taipán del interior merece una mención aparte, a pesar de ser una subespecie de la taipán que vimos anteriormente. Esta serpiente tiene el veneno más tóxico de entre todas las serpientes terrestres del mundo. La máxima cantidad que se haya registrado en una sola mordedura fue de 110mg, suficiente para matar a 100 seres humanos, o a 250.000 ratones. Con una dosis letal de 0,03mg/kg, es 10 veces más venenosa que una cascabel y 50 veces más venenosa que una Cobra común. Gracias a Dios, esta taipán no es particularmente agresiva y es difícil que se le cruce en el camino a los humanos. Hasta ahora no se han reportado muertes debido a la mordedura de esta subespecie, pero está claro que una pequeña dosis de su veneno puede matar a un adulto en menos de 45 minutos.

1. Serpiente Marina

10snakes10

staticflickr

La serpiente más venenosa del mundo es capaz de matar a 1000 personas con sólo unos pocos miligramos de su ponzoña. Lo bueno es que menos de un cuarto de sus mordidas contienen veneno, y son criaturas relativamente dóciles. Las principales víctimas humanas de estas serpientes son los pescadores, quienes pueden encontrarse con estas víboras al retirar las cestas de pesca en el mar. Esta serpiente habita en las aguas alrededor del sudeste asiático y el norte de Australia.

Estas serpientes son muy dignas de temer. Lo mejor que podemos hacer para tratar de evitar la mordedura de estas criaturas es usar botas gruesas al adentrarnos en el campo o en matorrales. Nunca debemos molestar a una serpiente. Si una serpiente se introduce en nuestras casas, debemos buscar el mejor método para alejarla. Déjanos tus comentarios si te gustó este artículo, y compártelo con tus amigos en las redes sociales para que más personas conozcan el peligro que representan estos animales. ¡Feliz Día!

Fuente: Listverse

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA