Una Niña Con Síndrome De Down Jugaba Sola En El Parque. Cuando Se Le Acercó Una Niña, La Madre Se Dio Cuenta De Todo…

Algunas veces las personas no tienen conocimiento sobre algunas condiciones especiales y esto puede provocar algunas situaciones fastidiosas.

Michelle Odland se encontraba en un parque acuático con su hija que tiene síndrome de down. La niña se puso a jugar en los chorros de agua y se sentó en el suelo. Su mamá la cuidaba y observaba de largo. Cuando de repente se le acercó otra niña pelirroja con un vestido amarillo. Fue entonces, cuando la madre se alertó para evitar que esa niña fuera a hacer o decir algo que fuera a molestar a su hija.

Ella cuenta en su blog que algunos niños tienden a hacer preguntas como:

¿Qué le pasa a ella?

¿Por qué no habla?

¿Qué quiere decir? (cuando empuja a alguien un poco)

¿Por qué está chillando?

La niña tampoco habla y tiene tendencias autistas.

Mientras la madre observaba, vio algo que la dejó sorprendida. La niña de cabello rojo y vestido amarillo le dio un saludo amable y le preguntó su nombre. Cuando la saludo sólo se sentó a la par de ella.

nina jugando

La mamá notó que la niña de pelo rojo le hablaba a su hija de nueve años y la hacía reír. Luego de esto su hija le dio una sonrisa. Michelle comentó:

“En vez de gritar y asustarse, mi hija miró a la niña del cabello rojo y sonrió de vuelta. Seguí mirándolas y la niña le hablaba, y hacía sonreír más a mi pequeña”.

Ella cuenta también en su blog que a veces es algo molesto cuando la gente le pregunta que porqué su hija hace esto o lo otro.

Ese día después de todo, la niña sonrió mucho. Ellas llegaron al parque a divertirse un poco. La niña de pelo rojo le regaló una sonrisa a la niña y le dijo a su mamá: «Fue muy divertido jugar con su hija y espero que volvamos a hacerlo pronto».

Fuente: Michelle Odland

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA