Ella Se Tomó Un Avión Para Devolverle El Anillo A Su Prometido. Ahora Mira Su Mano 5 Años Más Tarde

Al mismo tiempo que todo esto ocurría en Buenos Aires, en otra parte de la ciudad Seba se encontraba trabajando como Bartender en el barrio de Palermo, disfrutando de la seductora noche, los elocuentes tragos de colores, y el deseo de las mujeres que los visitaban cada noche en la barra.

Fio y Sebas.

amorimpensado-5

Fio entró al bar, se sentó en la barra y cuando uno de los bartender se estaba acercando para atenderla, escuchó una voz: «No, no, no, no entendiste nada, a ella la atiendo yo.»

Fio y Sebas 2.

amorimpensado-10

Fio esa noche se acercó una y otra vez a la barra donde Seba la escuchaba atentamente. «Era reconfortante hablar con alguien que no supiera nada de lo que me estaba pasando. Le conté que alguna vez me gustaría abrirme un bar en la playa de Costa Rica. Me dijo que si llegaba hacerlo, con mucho gusto él podría trabajar allí. Por eso, intercambiamos mails» comentó Fio.

Fio dejó Buenos Aires y gastó en las semanas siguientes los ahorros para su boda en Las Vegas, completamente convencida de la inexistencia del amor.

Y sucedió lo más inexplicable…

Fuente: Lanacion

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA