Dos Trabajadores Veían A Una Pequeña Asomada Por La Ventana. Cuando Su Madre Se Asoma Y Ve Lo Que Hicieron, Estalla En Lágrimas.

Vivian Keith, de 2 años, fue diagnosticada con cáncer el invierno pasado, y tuvo que pasar una temporada sin salir de noveno piso del Hospital Infantil Barnes-Jewish. Además de la enfermedad, el poco contacto humano hizo que la pequeña se sintiera bastante sola. Con excepción de sus padres, la única compañía que tenía era la de los trabajadores de construcción que trabajaban a un lado del hospital.

Cada mañana, Travis Barnes y Greg Combs saludaban a Vivian desde la ventana

nina-ventana-foto-5

La pequeña y su mamá regresaban el saludo, que aliviaba un poco su día

nina-ventana-foto-3

Esto se convirtió en una rutina y todos los días, la pequeña se sentaba en la ventana hasta que alguno de los trabajadores le regresaba el saludo

nina-ventana-foto-4

Una mañana en que Vivian la estaba pasando especialmente mal, se acercó a la ventana para saludar

nina-ventana-foto-2

Pero los trabajadores en lugar de devolver el saludo, señalaron uno de los andamios. En él habían escrito «alíviate pronto»

nina-ventana-foto-7

Después de ese día, Greg y Travis conocieron a la pequeña y a sus agradecidos padres. «Pensé en mis propios hijos y en lo valiosa que es la vida», cuenta Travis Barnes con lágrimas en los ojos. «Me hace tan feliz que algo tan sencillo pudiera mejorar el día de alguien»

nina-ventana-foto-6

Ahora Vivian conoce a las personas detrás de la ventana, y los saluda como buenos amigos

nina-ventana-foto-1

Sin duda estos trabajadores tienen un gran corazón, y tanto Vivian como su familia están muy agradecidos con ellos. Gracias a personas como estas muchos pueden encontrar la fuerza para luchas contra su enfermedad y conseguir un poco de alegría para cada día.

Comparte la nota, da click en el botón de abajo.

Fuente: YouTube

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA