Estaban En Unas Vacaciones Soñadas. NUNCA Imaginaron Que Sucedería Esto Al Meterse En La Selva

Brit Matthew Iovane y su novia Michelle Clemens, ambos de 31 años, pasaban las vacaciones de sus sueños cuando fueron capturados por una tribu de hombres con la cara pintada. Dos nativos con machetes golpearon y despojaron de su ropa a la pareja antes de vendarles los ojos y guiarlos al fondo de la selva.

Matthew y Michelle antes de que la pesadilla comenzara

canibales-nuevaguinea-foto-9

La pareja dice que los hombres de la tribu, de los cuales uno usaba una máscara hecha con ramas y plumas, eran tan primitivos que se comunicaban con gruñidos.

Pero sabían el suficiente inglés para advertirles: «Los vamos a matar.»

Matthew fue brutalmente golpeado cuando la pareja intentó escapar.

Nativos de una tribu de Nueva Guinea con su tradicional vestimenta y lanzas

canibales-nuevaguinea-foto-8

Michelle recibió cortes hasta el hueso en tres de sus dedos. Se los hicieron con un machete mientras intentaba escapar.

canibales-nuevaguinea-foto-3

Matthew dijo: «Solíamos bromear sobre los famosos caníbales de la selva de Papúa Nueva Guiena, pero ya no era más una broma cuando estos hombres salieron de entre los arbustos.»

«Se veían terroríficos en trajes tradicionales y lo que parecía ser acuarela, se acercaban cada vez más antes de rodearnos. Me arrancaron la camiseta para taparme los ojos y el el horrible pensamiento de que estaríamos en su menú cruzó por mi mente.»

«Eran completamente salvajes y estábamos a su merced. Pensé que nos desvaneceríamos en la selva para jamás regresar.»

canibales-nuevaguinea-foto-1

Los casos de canibalismo en Papúa han sido reportados recientemente desde el 2012. Algunos nativos incluso siguen la tradición de alimentarse con el cerebro de sus parientes en los funerales.

«Llevábamos una hora caminando cuando un nativo apareció frente a nosotros y otro detrás de nosotros.»

«Nuestra primera reacción fue intentar calmarlos y hasta pensamos que se trataba de una especie de broma, pero nos rápidamente nos dimos cuenta de que se trataba de una situación bastante seria.»

«Los dos tenían machetes con grandes hojas afiladas y uno de ellos tenía una gran lanza, estaban gruñendo.»

canibales-nuevaguinea-foto-6

«Pensé que estábamos siendo asaltados, así que puse nuestras bolsas en el piso e intenté calmarlos, diciéndoles que podían llevarse todo. En ese momento comenzaron a empujarnos y amenazarnos.»

«Se enojaban más y no parecían entender el valor de nuestras pertenencias. No significaba nada para ellos.»

«Después uno se dirigió hacia mi, balanceando su machete y comenzó a quitarme la ropa. Se veían feroces y estaba demasiado asustado como para luchar para defenderme.»

La pareja intentó escapar, pero fueron capturados nuevamente y amarrados con ramas. Mientras estaban cautivos y con los ojos cubiertos en un lugar infestado de serpientes, fueron sujetos a un juego de tortura.»

Matthew dijo: «El hombre con máscara me empujó, amarró mis manos con ramas y comenzó a jugar un cruel juego de gato y ratón conmigo.

canibales-nuevaguinea-foto-2

«Gruñía y gritaba «matarte» mientras pasaba la navaja de su machete a lo largo de mi garganta, después la ponía frente a mi cara. Cada vez la quitaba al último momento y acuchillaba el árbol al que estaba amarrado.»

«Podía escuchar que Michelle luchaba, pero cuando nos juntaron me di cuenta de que estaba herida y lloraba de dolor. Me dijo: ‘Teneos que irnos, tengo que ir al hospital.»

La pareja finalmente pudo escapar mientras los llevaban a un lugar alejado del camino.

Matthew dijo: “Tomaron nuestras pertenencias, yo estaba desnudo en la selva más remota de la Tierra, sin zapatos; y Michelle sangraba a chorros junto a mi.»

canibales-nuevaguinea-foto-4

«Pero lo único que importaba era irnos de ahí, así que corrimos.» Aún así, su escape no fue fácil, ya que se encontraron con una manada de perros salvajes en el camino.

Pero eventualmente encontraron a un hombre construyendo una choza al final del camino y él emitió la alarma.

Las personas del pueblo corrieron a ayudarlos y un helicóptero los llevó al hospital.

Michelle dijo: «La experiencia nos dio el susto de nuestras vidas. Mis heridas son tan profundas que no sé si recuperaré la sensibilidad de mis dedos.»

canibales-nuevaguinea-foto-5

Las selvas de Papúa son populares entre los turistas a pesar de las increíbles historias de canibalismo y violencia.

canibales-nuevaguinea-foto-7

Un grupo de excursionistas autralianos fue herido y los dos hombres que cargaban su equipaje fueron asesinados en 2013. Otros aventureros fueron atrapados en 2014.

El canibalismo es ilegal desde hace más de 50 años, pero hay suficiente evidencia de que sigue existiendo. 29 miembros de un culto caníbal, incluyendo a un niño de 13 años, fueron arrestados en 2012.

Comparte la impactante historia, da click en el botón de compartir.

Fuente:The Sun

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA