Unos tigres acaban de nacer. Luego uno de los bebés cae en la tina, y no puedo creer lo que hacen sus hermanos!

Cuatro tigres blancos nacieron en el zoológico de Tobu, en las cercanías de Tokio. Cuando ya tenían la edad suficiente, les permitieron entrar al recinto de cristal junto a los adultos.

Estos pequeños bebés se divertían, cuando uno de ellos cae en una piscina. Si bien no es una piscina produnda, al pequeño le cuesta una enormidad poder escapar de allí por sus propios medios. Ese es el momento en el que dos de sus hermanitos acuden al rescate y deciden ayudarlo.

Es sorprendente como los animales tienen la capacidad para reconocer el peligro, y más aún todavía cuando se trata de apenas un bebé. Comparte este adorable momento con los tuyos en Facebook.

Te puede interesar