Un Corredor Se Encontró Una Extraña Criatura En El Piso. 36 Días Más Tarde Y No Puedo Creer Lo Que Veo…

Normalmente escuchamos que cuando encontramos un pajarito que ha caído del nido, lo más sabio es no tocarlo para que su madre no lo rechace. La otra opción es buscar el nido y regresarlo a su hogar salvo y salvo.

Pero cuando ninguna de las dos opciones parece viable, tener un conocido veterinario es lo mejor que te puede suceder.

Y ese es el caso de este corredor, que junto con su hermano veterinario se las arregló para mantener con vida a este pequeño pajarito.

Día 1.

Mientras corría, un hombre se encontró a este pajarito en la acera, todavía con parte de su caparazón pegado al cuerpo. Al no encontrar su nido, decidió llevarlo a casa para cuidarlo hasta que pudiera sobrevivir solo.

pajaro-23

Día 2.

El corredor y su hermano veterinario mantuvieron al pajarito en una incubadora, regulando cuidadosamente la temperatura y humedad del lugar. Al no saber si se trataba de un macho o una hembra, decidieron llamarlo «Dumpling».

pajaro-22

Día 3.

Dumpling tenía que ser alimentada cada 30 minutos, 14 horas al día. Su dieta consistía en grillos, gusanos y una fórmula especial para pájaros bebés. A diferencia de los mamíferos, los bebés de aves no tienen que ser alimentados durante la noche.

pajaro-21

Y la historia a penas comenzaba…

Día 4.

A los pocos días, las plumas de Dumpling empezaban a notarse y sus instintos comenzaban a florecer. Ya podía moverse hacia las partes más limpias de su nido improvisado.

pajaro-20

Día 5.

Dumpling comenzaba a sentarse con sus alas y patas bajo su cuerpo para mantener la estabilidad. También podía abrir los ojos por pequeños periodos de tiempo.

pajaro-19

Día 6.

Sus plumas seguían creciendo, pero se mantenían protegidas bajo una pequeña capa de piel. Esta piel poco a poco se va desintegrando para dejar que las plumas se expandan por completo.

pajaro-18

Muy bien Dumpling, estás creciendo según lo planeado!

Día 7.

Al paso de una noche, la capa protectora se rompió y Dumpling tenía sus plumas extendidas. También podía notarse que una de sus patas estaba un poco deforme, seguramente a raíz de la caída. Pero esto no parecía detenerla para nada.

pajaro-17

Día 8.

Dumpling seguía alimentándose frecuente mente, en este punto sus comidas consistían de 3 o 4 grandes grillos o gusanos en cada comida.

pajaro-16

Día 9.

En este punto las plumas de Dumpling estaban en buen estado, lo que le permitía regular la temperatura por ella misma por lo que era momento de sacarla de la incubadora. Ahora también tenía los ojos abiertos la mayor parte del tiempo.

pajaro-15

Todo estaba saliendo como planeado. 

Día 10.

La movieron a una jaula para pájaros y le dieron elementos para construir su propio nido.

pajaro-14

Día 11.

Dumpling pudo subir a la barra por primera vez. Las plumas de su cola todavía no crecían suficiente y su equilibrio no era muy bueno, pero la buena noticia es que su pie no le molesta para nada.

pajaro-13

Día 12.

Dumpling era muy cariñosa y le gustaba el contacto con los humanos. A estas alturas sus cuidadores agregaron semillas a su dieta y dejaban los gusanos todo el día en la jaula para que ella programara su calendario de alimentación.

pajaro-12

Pero todavía faltaba algo más. 

Día 13.

A casi dos semanas de haber salido del huevo, Dumpling lo está haciendo muy bien. Su postura y desarrollo son los adecuados para un pájaro de su edad.

pajaro-5

Día 14.

Poco a poco su apariencia de bebé desaparecía y comenzaba a verse más como un pájaro adulto.

pajaro-4

Día 17.

Dumpling pasó a una jaula más grande, donde sus cuidadores colocaron varias ramas para que aprendiera a pararse de diferentes formas sobre ellas. Ahora empezaba a volar cortas distancias y a saltar hacia ellas.

pajaro-3

Dumpling comenzaba a ser grande. 

Día 22.

Colocaron la jaula de Dumpling en el exterior para que estuviera expuesta al sol, al viento y a la temperatura normal, además de a otros pájaros. No pasó mucho tiempo hasta que Dumpling comenzó a cantar como ellos.

pajaro-2

Día 23.

Las plumas de Dumpling estaban completamente desarrolladas y ahora podrían saber que se trataba de una especie de gorrión.

pajaro-1

Día 25.

Ya que Dumpling era de raza migratoria, decidieron que debían liberarla con suficiente tiempo para que se adaptara al mundo exterior antes de empezar su migración.

pajaro-11

Todo estaba casi listo. 

 

Día 27.

Dumpling ya se alimentaba sola, había dejado de interesarse en los grillos y ahora su dieta se basaba en semillas y gusanos.

pajaro-10

Día 29.

Sus cuidadores agregaron más ramas y hojas a la jaula para que Dumpling se sintiera como en el exterior. Así descubrieron lo mucho que le gustaba ocultarse tras las hojas.

pajaro-9

Día 33.

Dumpling estaba lista para su liberación, pero algunas tormentas en el pronóstico del clima hicieron que sus cuidadores decidieran esperar un poco.

pajaro-8

Finalmente, el día llegó.

Día 36.

Cuando pasaron las tormentas, los hombres llevaron a Dumpling a una reserva natural a poca distancia de donde la encontraron. Estaban seguros que en ese lugar no le costaría trabajo adaptarse.

pajaro-7

Día del adiós.

En el momento en el que abrieron la caja, Dumpling salió volando. La vieron moviéndose entre las ramas y comiendo de ellas como un pájaro salvaje. Después de un tiempo, la perdieron de vista, pero están seguros de que le irá muy bien.

pajaro-6

Comparte la historia de Dumpling con tus amigos y familiares.

Fuente: Boredom Therapy

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA