Un Oasis En El Desierto Creado Por Un Pozo Con 100 Años De Edad. El Descubrimiento Es Impresionante

Hace aproximadamente 100 años, un agricultor estaba cavando un pozo en su granja a la mitad del desierto de Nevada. Esperaba encontrar alguna fuente de agua subterránea con la que pudiera regar sus tierras de cultivo. Y la verdad es que sí encontró agua, pero también una gran sorpresa.

Cuando por fin salió el agua, el granjero descubrió que estaba a más de 90ºC. Al ver que era demasiado caliente, el agricultor decidió tapar el pozo y se olvidó de él hasta 1964.

pozo-desierto-foto-1

En un segundo intento por encontrar agua, el equipo nuevamente se dio cuenta de que se encontraba demasiado caliente. Sin embargo, terminaron el trabajo de perforación, creando un géiser a la mitad del desierto.

pozo-desierto-foto-6

El agua geotérmica encontró un punto débil en las paredes y comenzó a escapar hacia la superficie, dando lugar al géiser que podemos ver actualmente.

pozo-desierto-foto-11

Recibe el nombre de Géiser Mosca y rocía continuamente agua rica en nutrientes a través del suelo, creando de forma eventual, una espectacular montaña de minerales residuales.

pozo-desierto-foto-8

Este monumento de la naturaleza puede que haya sido creado por la mano del hombre, pero con el tiempo tomó vida propia, capaz de producir coloridas formaciones rocosas por donde el agua nunca para de fluir.

pozo-desierto-foto-10

Aunque es mucho más impresionante que todo eso, pues el géiser ha creado un ecosistema en el que encontraron hogar aves, plantas y peces.

pozo-desierto-foto-4

Este pozo de colores debe su aspecto a la acción de las algas termófilas. El géiser contiene varias terrazas que vierten el agua en una treintena de piscinas. El montículo sigue creciendo y cambiando de forma constantemente.

pozo-desierto-foto-9

El terreno en el que se encuentra ubicado el géiser continúa siendo propiedad privada. Actualmente, el propietario no tiene ninguna intención de abrirlo al público como atracción turística.

pozo-desierto-foto-7

De hecho, el dueño ha cercado la zona para asegurarse de que las hordas de visitantes interesados no pisotean accidentalmente este fenómeno natural.

pozo-desierto-foto-3

Sin embargo, sí acepta visitas privadas a las personas que se pongan en contacto con él previamente, y que tengan ganas de ver el géiser con sus propios ojos.

pozo-desierto-foto-12

Su permiso y el precio de la entrada varía dependiendo de su estado de ánimo, por lo que los visitantes deben jugar bien sus cartas si quieren ver este oasis en mitad del desierto.

pozo-desierto-foto-5

El Fly Geyser o Géiser Mosca se ha convertido en uno de los ejemplos más típicos de un géiser creado accidentalmente.

pozo-desierto-foto-2

Una obra de la suerte que terminó siendo toda una maravilla natural. Definitivamente todos aquí nos quedaremos con muchas ganas de visitar este increíble fenómeno. Ahora esperamos que el dueño esté de buen humor cuando estemos por Nevada.

Si te gustó la nota, compártela. Seguro habrá muchas personas que aprecien conocer la historia de este lugar.

Fuente:wimp

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA