Este Vagabundo Se Negaba A Recibir Dinero. Luego él Entregó Este Papel Y Su Vida Dio Un Giro Inesperado

Estamos acostumbrados a encontrarnos con vagabundos que piden dinero o comida, pero para Frederick Callison esa no era una opción viable. Con 52 años y siendo ex cocinero de línea, había viajado de Washington hacia Sacramento con la idea de convertirse en cocinero para el Ejército de Salvación. Pero cuando el plan no dio resultado, se vio obligado a ser un vagabundo. Solo quería encontrar un trabajo y la forma de hacerlo era entregando su currículum vitae a quien tuviera oportunidad.

Durante dos años, Frederick Callison ocupó un lugar fuera de una pequeña tienda de comida en Sacramento, California. Él se negaba a recibir dinero, pero entregaba su CV a todas las personas que pudiera

vagabundo-trabajo-foto-2

Se encargaba de llevar los carritos de súper a su lugar para poder estar afuera de la tienda.

Eso hasta que se encontró a Michael Marteen, un comprador que quedó sorprendido de ver a un vagabundo repartiendo currículums

vagabundo-trabajo-foto-4

Callison tenía sus CVs ordenados frente a él, a lado de un letrero que decía «Necesito trabajo y comida»

El currículum era bastante impresionante, Callison tenía mucha experiencia en la cocina y hasta contaba con sus propios instrumentos

vagabundo-trabajo-foto-3

Tenía con él su certificado para manejar comida, identificación y número de seguridad social, para demostrar que su petición era seria.

«Cuando le pregunté por su currículum, se levantó inmediatamente y comenzó a contarme su experiencia, como si estuviéramos en una entrevista,» contó Marteen

vagabundo-trabajo-foto-1

Marteen había trabajado en una empresa de catering, así que posteó la historia de Frederick junto con algunas fotos para ver si tenía más suerte de encontrar trabajo

vagabundo-trabajo-foto-6

Y así sucedió, un restaurante llamado Pizza Rocks le ofreció a Frederick un puesto en la cocina.

«Estaba tan contento que pasó toda la noche estudiando el menú,» comentó Marteen

vagabundo-trabajo-foto-5

Esta historia nos enseña a ver más allá de las primeras impresiones, sin duda este hombre tenía muchas más ganas de trabajar que muchos que tienen el trabajo y no lo aprecian lo suficiente. Con suerte sus años de vagabundo están terminados y de aquí en adelante podrá agregar muchas cosas buenas a ese currículum que tanto le ayudó a encontrar trabajo.

Comparte la emotiva historia, da click en el botón de abajo.

Fuente:Pulptastic

Te puede interesar

Sobre Nosotros | Contacto | Privacidad | DMCA